El día de nuestra boda !

image1

Fuimos felices y comimos regalices.

¡Hola familia!

Aquí os traigo un post que llega solo con 4 años y 5 días de retraso. El día de nuestra boda, fue un día inolvidable, pero no solo para nosotras, si no para cada uno de los invitados que estuvieron compartiendo el ambiente tan mágico que se creó.

Fue una boda (íntima) si se pueden consideran íntima a un evento de 80 personas, pero teniendo en cuenta todas las personas que conocemos os aseguro que ese número no son nada, quizás la lista de invitados fue de lo que más quebraderos de cabeza nos dio, eso, y el tiempo, ya que al celebrarlo al aire libre y en septiembre siempre te la juegas a que llueva, haga viento y lo siento, pero no teníamos plan B, confiábamos plenamente en nuestra suerte, y, así fue, la tuvimos de nuestra parte y ese día fue perfecto.

Cuando miras atrás, al menos yo, hay muchas cosas que mejoraría, cosas que cambiaría, pero a día de hoy, todo, absolutamente todo lo haríamos igual.

Como ya sabéis y si no, os lo cuento, Jana es de la Manga, y allí nos conocimos, un día estando en la playa cuando solo llevábamos cuatro años le dije, si algún día nos casamos me gustaría que fuese aquí, es la casa perfecta para la boda de mis sueños… Ahí se quedó, la frase, con la idea, hasta que llegó el día 3 años después, en el que Jana me pidió que me casase con ella el día de mi cumpleaños. 

Lo recuerdo con mucha cariño, y con mucha risa, estaba viendo el mundial, España marco un gol, era mi cumpleaños y teníamos mesa reservada en mi restaurante favorito, se vino arriba con subidón del gol, que no aguanto al postre del restaurante, me dio el anillo, y los papeles todo preparadito en una caja y vestida con la ropa de entrenar a Rugby, sí, sí, todo muy romántico… jaja, pero todo muy ella, y ¡claro! Como le voy a decir que no a una persona así, que se deja llevar, le puede la emoción más que el postureo… eso me encanta de ella.

La elección de casa.

Después de decidir sitio, y tener claro que sería en la manga, nos pusimos a mirar casas de alquiler, no queríamos que fuese un restaurante ya que teníamos pensado hacerlo a nuestra manera. De repente una casa preciosa, fotos del interior, toda de madera, diáfana y con sitio para poder acoger invitados, guardamos el teléfono, y al llamar, era una amigo de la madre de Jana, y lo mejor de todo, era la casa que hace años atrás me había hecho soñar con ese día… así que negociamos precio, y antes de la boda Ahí pasamos una semana increíble y maravillosa a pie de playa.


La decoración la hicimos toda nosotras, las flores, nuestros ramos de novias, todo…

La parte de la terraza fue la elegida para poner el catering, y decidimos montar espacios, pequeñas mesitas y rincones para que lo invitados decidiesen sentarse con quien más le apeteciese, y también la opción de ir rotando.

En la parte de dentro de la casa montamos la tarta de boda, la mesita dulce, para evitar que se pudiese deshacer por la brisa del mar, era una red velvet, con una butter cream de queso, estaba deliciosa.

También pusimos botes con cookies caseras, y vasitos de tarta de tres chocolates.   Las muñequitas eran de azúcar, totalmente comestibles e igual que nosotras.


El interior de la casa.

La parte de la cocina se la reservamos al catering, con ellos diseñamos un menú sencillo y que se adaptase a todos los gustos e invitados, todos los entrantes excepto el jamón, eran vegetarianos. Los fueron repartiendo por las mesas y también había una mesa central redonda para que quien quisiera pudiese repetir..

Estuve haciendo botecitos de estos durante meses, jaja, de miel, mermelada, toda la familia y amigos guardándome botecitos, luego les pusimos plantas y los colgamos por todas partes.

Estos cactus todavía siguen vivos, están en casa de mi madre, les tenemos un cariño !

Los regalos que decidimos hacer fueron una donación a médicos sin fronteras, el dinero que íbamos a invertir en ellos, los donamos y nos enviaron una tarjeta impresa como recordatorio de nuestra boda, y diciendo que el dinero que habíamos invertido se había donado para material escolar para países que lo necesitasen.


El Photocall lo hicimos con polaroid, dimos carretes a los invitados, y ellos iban entrado, disfrazándose, y colgado las fotos en unas cuerdecitas, pero las que les gustaban mucho se las llevaban, jaja, normal, para eso eran también.


El Photocall lo metimos dentro de la ducha.


Los Ramos los hicimos nosotras con ayuda de nuestras mamis.


Los vestidos. Nuestros vestidos los diseñamos nosotras también, y un buen amigo fue el que nos los cosió partiendo de dos vestidos básicos de Zara, compramos los encajes y el mío lo acoplamos a un sujetador haciendo forma de escote corazón, llevaba un volante en la parte de arriba y en la parte de abajo terminado con encaje, el de Jana era corto, pero como una leve cola en la parte de detrás.


Las batas que llevábamos eran de pronovias, regalo de nuestro amigo Arturo y Héctor que también se encargaron de peinarnos, maquillarnos y ayudarnos desde el minuto uno que supieron la noticia de la boda. Desde aquí os doy las gracias por tanto cariño y tanto amor como nos dais siempre, y por hacer de ese día un recuerdo tan especial, ah y también por venir vestidos así!!! Jaja me encantáis.


Aquí con mi hermanita del alma, una de mis fotos favoritas.


Tuvimos música en directo, concierto que dimos nosotras, hubo conga, bailes tribales y regionales, lanzamos deseos al cielo, y nos emborrachamos, mucho, creo que yo la que más, sin duda uno de los días más felices de mi vida. Mejor os dejo el video que dura 4 minutos, y asi podréis empaparos bien del ambiente, de esa noche mágica que vivimos aquel 14 de septiembre.

Te quiero Jana. La mujer más bonita del mundo.


El Momento de la firma 

Lo dimos todo.

Y ellas también.

Gracias a mis padres por creer siempre en mí, por apoyarme, por quererme siempre como soy, y por ilusionaros con cada uno de mis proyectos, y por ayudarme os quiero.

Gracias a Eddy por volver a aparecer, por el todo es trabajo que hiciste con nosotras y por querernos tanto y tan bien.

Gracias a Axu, mi super suegra, aunque yo prefiera llamarle la mamá de Jana, gracias por ser tan enérgica, tan detallista, por ponerle tanta ilusión, delicadeza y finura a todo lo que haces, y gracias por quererme como a una hija.

Gracias a mi hermanita, por estar, por vivir mi boda y todo lo que hago como la que más, y por querernos tan bien.

Gracias a nuestros amigos y familiares. Sois únicos.

Os quiero mucho.


En todas las fotos del momento de llegar a la casa y de casarnos salimos llorando y con caras raras, así que mejor, os pongo el video.  

Paga de forma segura con PayPal.
Asúuuucar..
 

Comentarios (1)

  1. Vero

1. Vaya caras de felicidad. Con razón se dice eso de que una imagen vale más que mil palabras.

2. El momento de la pedida es absolutamente genial. No sé si he dicho alguna vez en alto que Jana mola. Si no, se lo digo ahora.

3. Menudo trabajo...

1. Vaya caras de felicidad. Con razón se dice eso de que una imagen vale más que mil palabras.

2. El momento de la pedida es absolutamente genial. No sé si he dicho alguna vez en alto que Jana mola. Si no, se lo digo ahora.

3. Menudo trabajo os pegásteis! Me encanta todo, podéis abriros camino en esto de los Wedding Planner, porque sois unas artistas!

Leer más
  Archivos adjuntos
No tiene permiso para ver los archivos adjuntos
 
Aquí todavía no hay comentarios publicados , sin embargo puede ser el primero iniciando una sesión usuario ...